Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook
DEDICATORIA A LOS GRANDES EXITOS DE LAS ULTIMAS DECADAS 60S, 70S, 80S, 90S, 00S.- ESTAMOS EN LAS DISTINTAS REDES SOCIALES.

jueves, 7 de noviembre de 2013

EARTH WIND AND FIRE


Earth, Wind & Fire fue una de las bandas funk con el sonido más acabado, respetada por la crítica y de las más exitosas en lo comercial. Lo que hizo única a esta banda fue, por una parte la concepción que tuvo el baterista, compositor, cantante y líder de la banda, Maurice White. Earth, Wind and Fire era una fusión de energías en la que confluían su esencia funk con elementos de otros ritmos como el jazz, soul, gospel, pop, blues, psicodelia, folk, música africana y del rock and roll. 

Sumada a la riqueza musical estaba la voz de Philip Bailey, detrás de la cual la banda armonizaba como el mejor de los grupos Motown, con la intensidad de James Brown o la improvisación de un grupo de jazz fusión. Además, sus presentaciones en el escenario eran elaboradas y trepidantes. El motor de la versatilidad de Earth, Wind and Fire era el mismo eclecticismo que unía a la banda. Era una diversidad impulsada por una creencia espiritual amplia que se manifestaba en un conjunto de pensamientos positivos. 

El elemento que servía de unión a todos estos elementos era la composición de Maurice White. Sólido, impredecible con los arreglos, inteligente con los ganchos y estructurado en la unión de los instrumentos, hizo de Earth, Wind and Fire la banda más impecable del funk. Si bien es cierto no todo lo que grabaron fue un éxito, lo correcto es que ellos fueron los primeros en amarrar todos los ritmos que les habían precedido y los convirtieron en un espectáculo impresionante. 

Maurice White empezó en la música a inicios de los sesenta como baterista de sesión en Chess Records, tocando para artistas como Fontella Bass, Billy Stewart, y Etta James. Más tarde, en 1967, entró como el baterista del grupo de jazz “Ramsey Lewis Trio” donde apredió a tocar la kalimba, un piano africano, que luego usaría a lo largo de toda su carrera. 

En 1969, dejó el grupo de Lewis y se unió al tecladista Don Whitehead y al cantante Wade Flemons para juntos dedicarse a componer para otros artistas. Sin embargo, rápidamente se convirtieron en un grupo llamado “Salty Peppers” y firmaron un contrato con Capitol Records que les permitió colocar un sencillo llamado “La La Time” y que se convirtió en un éxito en la región de Chicago. 

Cuando la siguiente canción salió a la venta, White decidió mudarse a Los Ángeles, se llevó a casi todo el grupo con él y lo rebautizó como Earth, Wind and Fire, inspirado en los tres elementos que están en su carta astral. 

En 1970 cuando White logró convencer a su hermano, el bajista Verdine White, de reunirse con el grupo radicado en Los Ángeles, sus integrantes incluían a la cantante Sherry Scott, al guitarrista Michael Beal, al saxofonista Chet Washington, Alex Thomas en los tambores y en la percusión a Yackov Ben Israel, además de los originales Whitehead y Flemons. 

Esta formación firmó un acuerdo con Warner Brothers y a finales de 1970 lanzó su primer álbum que llevaba el nombre de la agrupación. La recepción de la crítica fue cauta y positiva, sobre todo por que fue tomada con la guardia baja por lo ambicioso del proyecto. La misma recepción tuvo el segundo LP, “The Need of Love”. Sin embargo, en lo comercial los discos no despegaron a pesar de la cantidad de gente que los empezaba a seguir, mayormente en las universidades. 

Con al crítica a su favor, pero con las ventas en terreno áspero White decidió desmantelar la primera versión de Earth, Wind and Fire en 1972. Junto a su hermano Verdine rearmó el grupo esta vez con la vocalista Jessica Cleaves, Ronnie Laws en el sax, Roland Bautista en la guitarra, en las teclas Larry Dunn y en la percusión Ralph Johnston. Pero la adición más importante fue la del cantante Philip Bailey. 

Al final del 72 Laws y Bautista se habían ido en su lugar entraron Andrew Woolfolk y los dos guitarristas Al McKay y Johnny Graham. Ahora Earth, Wind and Fire estaba completo y listo para empezar su carrera en el estrellato musical. 

En 1973 pusieron a la venta “Head to the Sky”, que si bien no fue un éxito en ventas, ayudó a agrandar la base de seguidores del grupo. El siguiente disco “Open Our Eyes” de 1974 fue su primer éxito. Resultado de la colaboración con el productor Charles Stepney, el disco tenía un estilo musical más claro y comercial.
"Mighty Mighty", extraído de ese LP se convirtió en el primer Top Ten en las listas R&B que lograría Earth Wind and Fire. Aunque las emisoras pop la hicieron a un lado por las reivindicaciones para la raza negra que contenía el tema, la influencia musical de Maurice White se hizo sentir en la radio y el álbum se convirtió en disco de oro. 

En 1975 todo estaba listo para que Earth, Wind and Fire barriera con todo. El grupo se encargó de componer la banda de sonido de la película “That’s the Way of the World”. Previendo que la película no sería un éxito de taquilla, Maurice White decidió lanzar el disco antes de la aparición de la película. Aunque el filme fue un fracaso, el disco despegó impulsado por la balada “Shining Star” que fue número uno en las listas R&B y pop, además de llevarse el Grammy por la mejor interpretación R&B. 

El álbum también coronó ambas listas y vendió hasta convertirse en doble platino. El dinero que recibieron se transformó en la extravagancia que dominaba todos sus espectáculos. Además se incluyó una sección de vientos más pesada con la agrupación “The Phoenix Horns”. El frenesí de sus presentaciones en vivo se registró en el doble LP “Gratitude” que llegó sin inconvenientes al número uno de los discos más vendidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario