Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook
DEDICATORIA A LOS GRANDES EXITOS DE LAS ULTIMAS DECADAS 60S, 70S, 80S, 90S, 00S.- ESTAMOS EN LAS DISTINTAS REDES SOCIALES.

jueves, 26 de abril de 2012

LAS DIEZ MEJORES PORTADAS DE DISCOS Y SU HISTORIA 1º PARTE




1. The Beatles, Sgt. Pepper's lonely hearts club band (1967). 
La ganadora como la mejor portada de la historia, según las votaciones de la web americana de ROLLING STONE. Es, sin lugar a dudas, una de las imágenes más icónicas de la historia del rock and roll. La foto originalmente iba a mostrar a los Beatles (con sus trajes de sargento Pepper) jugando en un parque. Poco a poco evolucionó hacia el concepto final, donde están parados en medio de recortes de cartón de sus héroes. La banda había previsto inicialmente la inclusión del actor Leo Gorcey, Gandhi, Jesucristo y Adolf Hitler. El sentido común eliminó a Hitler de la portada (a pesar de que ya se había creado una imagen de él), la amarga polémica que creó la famosa frase de Lennon (“somos más grandes que Jesuscristo”) quitó a Jesús de la cubierta, y la India no autorizó el uso de la imagen de Gandhi. El actor Leo Gorcey pidió 400 dólares por utilizar su imagen (y los Beatles no tragaron), cosa de la que seguro luego se arrepintió. La gran atriz Mae West se negó, preguntando: “¿Qué hago yo en una banda de corazones solitarios?”. Los Beatles le enviaron a West una carta explicando el concepto, lo que la hizo cambiar de opinión. Las únicas personas que aún viven de esta portada son Paul McCartney, Ringo Starr, DiMucci Dion, Shirley Temple y Bob Dylan.




2. Pink Floyd, Dark side of the moon (1973). 
Hasta Dark side of the moon, las portadas de Pink Floyd no habían sido muy memorables. Hipgnosis, el estudio de diseño británico, no había hecho trabajos muy buenos con los anteriores dos discos de Floyd. Pero tenía un buen historial con portadas de otros grupos, por lo que el estudio fue contratado de nuevo. “Rick Wright (teclista de Pink Floyd) sugirió hacer algo limpio y gráfico, pero no una fotografía”, dijo el diseñador Storm Thorgerson. Su inspiración inicial fue una foto del prisma que hay en la parte superior de algunas partituras. Usando esto como punto de partida, el equipo de Hipgnosis creó la portada icónica.





3. Nirvana, Nevermind (1991).
Spencer Elden, el bebé desnudo en la portada de Nevermind, tiene una gran frase de ligoteo con las chicas: “¿Quieres ver mi pene… otra vez?”. En 2007, en una entrevista con la MTV, Elden dijo que se siente raro con su lugar en la historia. “Es algo espeluznante que millones de personas me hayan visto desnudo”, dijo: “Me siento como la más grande estrella del porno del mundo”. A sus padres sólo les abonaron 200 dólares por la sesión, pero a Elden le han pagado mucho más para recrear la famosa foto.





4. The Beatles, Abbey road (1969).
Muchos creían que el Beatle Paul McCartney murió en 1967 y había sido reemplazado por un doble en la portada de Abbey Road. Se veía la a foto como un cortejo fúnebre: John (de blanco) es el predicador, Ringo (en negro) es el doliente, George (en algodón) es el sepulturero y Paul (descalzo) es el cadáver. Una placa al fondo se puede leer “281f”. McCartney tenía 27 años cuando el disco salió, y eso hizo que mucha gente pensase que el mensaje quería decir que hubiera cumplido 28 años si no hubiera muerto. La fotografía se tomó el 08 de agosto 1969 fuera de los estudios Abbey Road. Los turistas acuden al lugar en masa, y ha sido parodiado infinidad de veces - a veces por los mismos miembros de los Beatles, como lo hizo Paul en la portada de su LP de 1993 Paul is live.





5. The Clash, London calling (1979).
Pennie Smith estaba tomando fotos de The Clash en el Palladium de Nueva York en septiembre de 1979 cuando capturó una de las imágenes más icónicas de la historia del rock. Paul Simonon, el bajista, estaba molesto porque la audiencia se encontraba muy tranquila, así que empezó a romper su bajo contra el suelo. “El Palladium había puesto sillas para que el público se sentase, y eso hizo que la gente se congelase”, ha declarado Simonon. “No recibíamos ninguna respuesta de ellos: es como si no le importase lo que estábamos haciendo. En general estoy de buen carácter, pero de pronto se me cruza el cable e incluso puedo dar miedo, incluso a mí mismo”. A Joe Strummer le encantó la foto, pero Smith trató de convencerlo de que estaba demasiado desenfocada para ser la portada. El bajo destrozado se puede ver en el Rock and Roll Hall of Fame en Cleveland, Ohio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario